miércoles, 30 de diciembre de 2009

Feliz-Gelukkige 2010,...¡ aunque con los pies fríos!



Kalmthoutse Heide, Antwerpen (Bélgica), diciembre 2009

Un lugar que me gusta y que procuro visitar con cierta regularidad es el Kalmthoutse Heide Natuurreservaat, en el Norte de Bélgica. El paisaje, aunque este invierno a estado cubierto de nieve, son extensos campos de dunas cubiertas de brezos y gramíneas, resultado de la actividad de la última glaciación. Son depósitos de arenas y loess, el polvo producido por la erosión del hielo sobre los lechos rocosos y aquí depositados. Crecen algunos abedules y la civilización ha plantado pinos silvestres. El lugar, a pesar de la terrible erosión de diversidad que ha sufrido el Norte de Bélgica, es muy atractivo para el naturalista. Los líquenes, salvo Lepraria incana y algunas Cladonia terrícolas, son realmente raros. No está muy lejos el polígono industrial del puerto de Amberes, y lamentablemente este punto y otros muchos, hacen que en Flandes, haya una gran cantidad de partículas en suspensión, formándose incluso nieblas de "smog" en las que pican los ojos y los asmáticos lo pasan realmente mal. Las cortezas de los árboles están cubiertas de algas cianofitas y entre ellas crece Lepraria incana, como especie más abundante y casi única. No parece esta, desde luego, una especie muy exigente a calidad del aire. Además encuentro Chrysothrix candelaris y un par de talos de Amandinea punctata. En un poste de hormigón veo algunas Lecanora muralis y una Xanthoria parietina, con unos talos lamentables. Poca cosa, para un lugar con tanto encanto.
Aprovecho, desde tierras flamencas, para desearos un Gelukkige Nieuw Jaar 2010 en Beste Wensen!.
Lepraria incana, Kalmthoutse Heide, Antwerpen (Bélgica), diciembre 2009
Amandinea punctata, Kalmthoutse Heide, Antwerpen (Bélgica), diciembre 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario