viernes, 27 de noviembre de 2009

Alegación a la central térmica de Ledesma


Hyla arborea, sobre Pertusaria flavicans, Moral de Sayago (Zamora), abril 2009

Hay en la actualidad un proyecto de construcción de una Central Térmica de gas en la localidad salmantina de Ledesma. Proyecto, que, ¿qué vamos a decir?. Aparte de la industrialización del pasaje sayagués y ledesmino, a la que estamos asistiendo: vallados por doquier, parque eólico del Teso Santo, tendido eléctrico Ledesma-Piñuel, "huerto" solar en Záfara. Habría mucho que hablar sobre emisiones de CO2 y ...
Para que se reconsidere, se presentaron varias alegaciones, y en los anexos a las mismas, hice un repaso al conocimiento liquénico de la comarca afectada. Esperemos que en el año 2010, Año Mundial de la Biodiversidad y ahora que será la Cumbre de Copenhague sobre Cambio Climático, se reconsideren algunos proyectos chorras.
Os dejo que leaís y os acordeís de anfibios y líquenes, víctimas de la contaminación del aire, entre otras cosas.

Introducción a los líquenes de las comarcas del Campo de Ledesma y Sayago.
Los líquenes son biomonitores de calidad del aire, especialmente frente a SO2 (Calatayud y Sanz, 2000). Al carecer de cutícula los procesos de absorción de aerosoles y gases tienen lugar en toda la superficie de los talos. Además son organismos perennes, de crecimiento lento y gran longevidad lo que favorece su capacidad para acumular diversos contaminantes y por lo general en concentraciones elevadas. Así se viene aplicando su estudio para la medida de la calidad del aire y para programas de estudio de la situación de la sanidad forestal.
En la comarca en la que está proyectada esta Central existen interesantes comunidades liquénicas tanto por la presencia de especies consideradas raras, bien por extinción de otros lugares, teniendo aquí un refugio, como por ser rarezas bio-geográficas. Hasta la fecha se han inventariado unas 350 especies y se estima que se puede llegar al menos a las 600 especies. Así, a grandes rasgos encontramos:
Líquenes epífitos en encinares (Quercus ilex) maduros: Las especies más abundantes son Parmelia sulcata, P. quercina, P. tiliacea, Melaniella exasperata, Pertusaria flavida, P.rupicola, Physcia aipolia, Ramalina farinacea, Evernia prunastri y Usnea subfloridana. Se han encontrado, en algunos árboles Ocrolechia pallescens y en un único árbol, una autentica rareza comarcal como es Anaptychia ciliaris. Sobre jaras (Cistus ladanifer) se ha encontrado Cetraria crespoae, una auténtica rareza para esta región.
Líquenes epífitos en encinares (Quercus ilex) jóvenes: Se encuentran abundantemente Lecanora albella, L. pulicaris y L. argentata así como ejemplares incipientes de las especies presentes sobre encinas maduras.
Líquenes epífitos en choperas y fresnedas (Populus sp. y Fraxinus angustifolia): Se encuentran interesantes comunidades de líquenes de ambientes umbríos o de mayores requerimientos de humedad atmosférica. Estas comunidades suelen estar compuestas por Physcia stellaris, Ph. aipolia, Ph. tenella, Ph. adscendens, Physconia distorta, Ph. perisidiosa, Lecanora horiza, Evernia prunastri, Ramallina farinacea y R. fraxinea. En ambientes eutrofizados abunda Xanthoria parietina. Se encuentran auténticas rarezas de la comarca como Pertusaria albescens, Phlyctis argena y Collema ryssoleum.
Líquenes saxícolas sobre granitos y granitoides: Se encuentran líquenes con especiales requerimientos sobre la acidez del sustrato. Así son habituales Rinodina beccariana, Diploschistes scruposus, Pertusaria amara, Lecanora muralis, Rhizocarpon lecanorinum, Rh. obscuratum, Xanthoparmelia conspersa, Parmelia omphalodes, Acarospora fuscata, Lecidea fuscoatra y Lasallia pustulata. En menor medida se encuentran Pertusaria corallina, P. pseudocorallina, Rh. epispilum y rarezas bio-geográficas como pueden ser Xanthoparmelia somloensis, Bryoria fuscescens y Lecidea carpathica. En zonas más eutrofizadas son abundantes Ramallina capitata y Candelariella vitellina. Es interesante la presencia relativamente común de los raros líquenes Schaereria fuscoatra, Lecidea lithophila y Orphniospora moriopsis. Es necesario indicar que una de las pocas citas del raro Pertusaria pluripuncta de la comarca se ha obtenido a apenas 1.500 metros del proyecto. En granitoides más básicos se ha encontrado sólo en una estación de medida en Ledesma un único talo de Squamarina lentiginosa en la región.
Líquenes saxícolas sobre gneises: También se encuentran líquenes acidófilos, comunes de los granitos, con la particularidad de la abundante presencia de líquenes más mediterráneos como Ochrolechia parella, Caloplaca ruderum y C. marina y especies propias de ambientes más húmedos como Peltigera horizontalis, Pertusaria lactescens, Solorina saccata., Porpidia crustulata, P. macrocarpa.
Líquenes terrícolas: Las comunidades que crecen en el suelo de las dehesas, sobre suelos formados por descomposición de granitos, se basan en los géneros Cladonia y Cladina, con al menos 15 especies encontradas. Auténticas rarezas son Diploschistes muscorum, Stereocaulon microscopicum, Cladonia cervicornis y Cladonia gracilis. Además es común Cetraria aculeata. En encinares situados sobre la cobertera neógena de Almeida de Sayago, justo en la zona que cruzará el tendido eléctrico está la única localidad de Zamora y Salamanca en la que se ha encontrado Mycoblastus affinis.
Así en resumen, las zonas prioritarias para conservar la diversidad liquénica en un radio de 30 kilómetros alrededor de Ledesma serían:
  1. Peñas graníticas del entorno de Ledesma.
  2. Peñas graníticas del entorno del embalse de Almendra.
  3. Peñas graníticas de Almeida de Sayago.
  4. tramo del río Tormes incluido en el P.N. de Arribes del Duero.
  5. Encinares y montes de la ribera de Palomares (Ledesma) en toda su cuenca.
  6. Rañas del sur del término municipal de Almeida de Sayago.
  7. Encinares del Teso de la Cabeza (Almeida de Sayago).
Calatayud y Sanz, 2000. Guía de líquenes epífitos en las parcelas del sistema pan-europeo para el seguimiento intensivo y continuo de los sistemas forestales (Red CE de nivel II) en España. Organismo autónomo Parques Nacionales. MMA.

martes, 24 de noviembre de 2009

Rincón de la Vieja (y 2)

En cuanto a lo que nos ocupa, los líquenes, prácticamente todo lo que veo es epífito. Los líquenes crustáceos son especialmente abundantes en las cortezas despejadas de las zonas de matorral. Así abunda especialmente Graphis, entre los que salvo error, identifico Graphis rimulosa y G. librata. Encuentro otros líquenes, digamos de tipo “neo-tropical” que seguramente sean Malcomiella psycotrioides, Megalospora tuberculosa y Pyrenula dermatodes. Abunda también lo que creo que es Phlyctis subregularis, pero no me atrevo a afirmar este diagnóstico al 100%. Uno muy, muy bonito es Pyrrhospora russula.

Como curiosidad, encuentro un arbusto, una especie de Acacia, en cuyas espinas se desarrolla una agalla que alberga pequeños hormigueros, que defienden el arbusto de cualquier animal que toque sus hojas. Curioso sistema de defensa, y curiosa la enorme distancia donde ví otra especie de Acacia que usa esta simbiosis, en el valle del Rift, en Kenia.

Este Parque Nacional, me parece uno de los imprescindibles de Costa Rica. Además combinándolo con la localidad de acceso al mismo: Curubandé, el naturalista de amplias miras, puede pasar momentos inolvidables. Para alojarse, uno de los mejores alojamientos en los que he estado en Costa Rica: www.elsolverde.com regentado por una pareja de holandeses.

Graphis librata, P.N.Rincón de la Vieja, Guanacaste (Costa Rica), julio 2009

Graphis rimulosa, P.N.Rincón de la Vieja, Guanacaste (Costa Rica), julio 2009
Megalospora tuberculosa, P.N.Rincón de la Vieja, Guanacaste (Costa Rica), julio 2009
Malcomiella psicotrioides y Pyrrhospora russula, P.N.Rincón de la Vieja, Guanacaste (Costa Rica), julio 2009

¿Phlyctis subregularis?, P.N.Rincón de la Vieja, Guanacaste (Costa Rica), julio 2009

Pyrenula dermatodes, P.N.Rincón de la Vieja, Guanacaste (Costa Rica), julio 2009

viernes, 20 de noviembre de 2009

Rincón de la Vieja (1)


Marmitas de barro, P.N.Rincón de la Vieja, Guanacaste (Costa Rica), julio 2009



El volcán Rincón de la Vieja, está situado en las últimas estribaciones, al Norte de la cordillera Tilarán, muy cerca de la frontera con Nicaragua. Es un lugar incomprensible un tanto olvidado por el viajero que recorre Costa Rica, pero es realmente una maravilla. Es un volcán que alcanza los 1.400 metros y cuyo acceso está orientado hacia el Oceáno Pacífico, por lo que, padece los calurosos días típicos de la provincia en la que estamos: Guanacaste. Aquí, se combinan espesas selvas de montaña, oscuras con matorrales espinosos y entre esta vegetación, hay claros formados por las “pailas”, o sea marmitas de barro hirviente, surgencias de agua hirviente, y las fuerzas telúricas que afloran casi a cada paso que recorremos. El lugar es impresionante, y las selvas, para lo que son estas selvas, permiten ver mucha vida animal: agutíes, monos aulladores, coatíes y una gran variedad de pájaros, alguno tan bonito como Chiroxiphia linearis, que realiza un interesante “lek” de machos para atraer a las hembras, o tan espectacular como las pavas Crax rubra.
No se encuentra mucha variedad de líquenes foliáceos. Tan sólo identifico Hypotrachyna protoboliviana, pero me asaltan las dudas al leer que es una especie que en Costa Rica sólo se encuentra por encima de los 2.000 metros. Eso sí dentro de la poca variedad de líquenes foliáceos, es esta la especie más abundante. En menor medida, y formando rosetones en los troncos encuentro Canoparmelia caroliniana, al modo de nuestras ibéricas Parmelia.

Hypotrachyna protoboliviana ¿?, P.N.Rincón de la Vieja, Guanacaste (Costa Rica), julio 2009


Canoparmelia caroliniana ¿?, P.N.Rincón de la Vieja, Guanacaste (Costa Rica), julio 2009
En la selva cerrada, tan solo encuentro Cryptothecia striata, con su característico hipotalo blanco. Son ejemplares más verdes de lo habitual para esta especie, pero me imagino que el vivir en sombra constante hace que varíen los tonos.
Cryptothecia striata, P.N.Rincón de la Vieja, Guanacaste (Costa Rica), julio 2009

En las rocas que quedan en las zonas de bosque y matorral despejadas, pocas rocas, encuentro unos talos un tanto deteriorados de Parmotrema tinctorum. No obstante, los abundantes isidios se aprecian en lo que queda de la zona central y además se aprecia la médula blanca.
Parmotrema tinctorum, P.N.Rincón de la Vieja, Guanacaste (Costa Rica), julio 2009

martes, 17 de noviembre de 2009

El Curavacas desde el Pico de las Cruces

Curavacas desde el Pico de las Cruces, Dehesa de Montejo (Palencia), octubre 2009
Recorriendo la parte SE de la montaña palentina, hay una cumbre, poco llamativa a la que se accede desde el valle de Tosande que es el Pico de las Cruces. Es una subida corta pero intensa hasta el collado Landillero y desde aquí hasta las cumbres calizas de este pico. Estamos a 1.560 metros. Las vistas son espectaculares: al NO el Curavacas, con sus 2.524 metros, y al O, la Peña Redonda con sus 1.996 metros y la Peña Oracada con sus 1.793 metros como cumbres más destacadas. Nos sobrevuela un águila real y algún buitre leonado, pero las calizas que se encuentran aquí arriba tienen algunos líquenes. Como testigo de los posaderos de aves, crecen apelotonados, frecuentes Xanthoria elegans. Resulta entretenido mirar con la lupa las calizas que nos rodean y encontrar algunos familiares como Lecanora muralis y Caloplaca holocarpa, que casi siempre que los veo es sobre el hormigón y otros sustratos urbanos. También nitrófilos. Encuentro algunos que no estoy muy acostumbrado a ver: Lecanora crenularia y Caloplaca rubelliana, pero esta última me hace dudar.
Xanthoria elegans, Pico de las Cruces, Dehesa de Montejo (Palencia), octubre 2009

Lecanora muralis, Pico de las Cruces, Dehesa de Montejo (Palencia), octubre 2009

En diagonal de arriba e izquierda a abajo y derecha: Caloplaca ¿rubelliana?, Lecanora crenularia y Caloplaca holocarpa, Pico de las Cruces, Dehesa de Montejo (Palencia) octubre 2009. Foto aumentada

Caloplaca holocarpa, Pico de las Cruces, Dehesa de Montejo (Palencia), octubre 2009. Foto aumentada.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Olvidos de Los Ancares

Platismatia glauca, Burbia, P.N. Ancares (León), mayo 2009
Parmelia sulcata, Burbia, P.N.Ancares (León), mayo 2009. Foto aumentada.
Porina chlorotica, Burbia, P.N.Ancares (León), mayo 2009. Foto aumentada.

Recordando la pasada primavera encuentro estas cosas sueltas por el disco duro de mi ordenador. Fotos interesantes que quedaron ahí, medio olvidadas. Estas son de la excursión que hice a Los Ancares, en el NO de la provincia de León. Cosas epífitas como Platismatia glauca, líquen relativamente frecuente en los robledales, Parmelia sulcata, abundantísimo en los robles y Porina chlorotica, especie bastante rarita, y que sólo encontré en la corteza lisa de la rama de un aliso, a orillas del río Burbia. Son cosas que complementan un poquito, lo que comenté en su día sobre líquenes epífitos de esta comarca. Complementa un poquito, digo, porque daría no para una vida entera, si para una larga temporada, recorrer estos montes y admirar estos bosques.

Lecanora rupicola, Tejeira. P.N. Ancares (León), mayo 2009

Como complemento a las especies saxícolas, acidófilas, como corresponde a un terreno dominado por cuarcitas, areniscas y afloramientos de granito, encontré esta bonita foto de Lecanora rupicola, un líquen intensamente pruinoso, con fructificaciones de color gris sucio a gris azulado, sobre un talo blancuzco y un tanto nitrófilo.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Graphis en el infierno verde

Graphis chrysocarpa, P.N.Corcovado (Costa Rica), agosto 2009

Corcovado, es la gran selva de la Península de Osa, en el SE de Costa Rica. Grandes árboles, mucha vida y el aire saturado de humedad. El pasado verano pasamos unos días en estas selvas disfrutando de la naturaleza, pájaros en abundancia, ranas, algunos mamíferos como el tapir de la foto y algunos líquenes epífitos. Realmente en los árboles se ven pocos líquenes ya que los musgos y algas cubren cortezas enteras. No obstante, sorprende la abundancia de líquenes del género Graphis, de los que yo apenas soy capaz de pasar del género, si acaso para identificar el muy bonito Graphis chrysocarpa, con sus lirelas rojas, Graphis proserpens y tal vez Graphis illinata, pero siempre manteniendo un margen de error. Otro realmente bonito es Ocellularia, pero realmente, un género de distribución tropical como es este, apenas tengo referencias para ir mas allá.

Graphis ¿proserpens?, P.N.Corcovado (Costa Rica), agosto 2009
Ocellularia sp., P.N.Corcovado (Costa Rica), agosto 2009

Tapir (Tapirus bairdii), P.N.Corcovado (Costa Rica), agosto 2009

jueves, 5 de noviembre de 2009

Las areniscas del flysch



Lecanora campestris, Bakio (Vizcaya), junio 2009

El flysch, esa sedimentación de turbiditas en aguas profundas, a lo largo de cañones submarinos, emerge desde el Cretácico, en la costa vasca, en este caso en el entorno del cabo Matxitxako. Estas aguas profundas estaban situadas en un mar que separaba las placas Ibérica y Europeas en el Cretácico Inferior. Las fuerzas que se originan al colisionar las placas, parte del fondo marino emerge en forma de cordillera y paralelo a esta cordillera, la otra parte de ese fondo marino se hunde. Esa cordillera se erosiona, acumulándose al borde de la misma, los sedimentos que se deslizan al fondo formando avalanchas, conocidas como corrientes de turbiditas. Las fuerzas orogénicas acaecidas durante el Terciario, elevan ese fondo ya consolidado y aparece ante nuestros ojos como una sucesión más o menos regular de areniscas y lutitas. Sin lugar a dudas, el lugar donde muestra su esplendor esta formación geológica es en la playa de Itzurun, en la cercana localidad de Zumaia.
Tras esta breve introducción a la geo de esta zona, los líquenes que aparecen, bueno, que me tomo la molestia de observar, realmente, era un día de playa, son propios de rocas ácidas. Así, me llaman la atención Lecanora campestris, posiblemente por un aspecto extraño que me hace dudar, que crece sobre las areniscas, y Pertusaria monogona, una especie con la que estoy poco familiarizado, pero que las rocas silíceas y el clima benigno de la zona permiten que se desarrolle con relativa frecuencia.
Seguiremos hablando del flysch.
Pertusaria monogona, Bakio (Vizcaya), junio 2009