jueves, 10 de septiembre de 2009

Pequeñeces en casa

Una de estas calurosas tardes, en un momento de aburrimiento me paré a ver con calma algunas cosas que tengo en mi propia casa y que nunca me había parado a mirar detenidamente. Hubo alguna sorpresa como Xanthoria candelaria, que ya venía sospechando, sobre la corteza de un alcornoque que planté allá por el año 1987. Ocupa gran parte de la corteza, sobre el corcho. Lo peor de todo es que esta especie me hizo mucha ilusión la primera vez que la identifiqué, en la ribeira do Mosteiro, en Freixo da Espada à Cinta, en las Arribes portuguesas, allá por marzo de 2008 y resulta que todo este tiempo la he tenido en mi propia casa.

Xanthoria candelaria, Almeida de Sayago (Zamora) septiembre 2009

En las paredes de granito, muy abundante en esta región, y por ello ha sido ampliamente utilizado como material de construcción, Physcia dubia. No es una cosa rara pero es una especie realmene bonita.

Physcia dubia, Almeida de Sayago (Zamora) septiembre 2009

Por fín, me decidí a ver con calma, las manchitas blancas que crecen sobre la corteza de un haya que tengo en casa. La planté en octubre de 1988, y fue recogida de una cuneta en obras en la navarra selva de Irati. Han pasado 20 años y ya mide unos 5-6 metros, y realmente tiene un follaje frondoso a pesar de los lorenzos sayagueses. Tiene la corteza cubierta de Lecanora chlarotera, aunque creo que este puñetero género, obliga a cruzar los dedos.
Lecanora chlarotera, Almeida de Sayago (Zamora) septiembre 2009


Caloplaca saxatilis, Almeida de Sayago (Zamora) septiembre 2009

Sobre las paredes verticales de granito, se encuentra un diminuto líquen naranja, que finalmente me decidí a mirar con la lupa, y efectivamente, lo que me imaginaba Caloplaca saxatilis. Muchos apotecios y poco talo. El caso es que esta especie, no se encuentra en el granito "salvaje", sólo en el granito "domesticado" de algunas paredes del pueblo, como la espadaña de la iglesia. Curioso.

Además de estos, hay un montón de especies, que se encuentran en la comarca. Tal vez otra tarde aburrida, siga mirando con la lupa. Por cierto, las noches son magníficas, para mirar al cielo. Me acuerdo ahora de este excelente artículo de opinión que he leído hoy: http://blogs.publico.es/ciencias/775/el-sol-nocturno/

No hay comentarios:

Publicar un comentario